04 septiembre 2016

All you need is kill

Mis muy queridos mortales, el día de hoy vengo a ustedes con un buenísimo manga que, para no variar, me ha recomendado mi buen amigo Kronos. Creada originalmente por Hiroshi Sakurazaka, storyboards de Ryosuke Takeuchi y el maravilloso arte de Takeshi Obata, llega anosotros “All you need is kill”. Llegó a nosotros en el año de 2014 originalmente con créditos de Shueisha Inc pero, como ya es costumbre, ha llegado a mi país gracias a los gloriosos Panini comics. Cuenta con dos tomos que completan 17 capítulos en total. Siete en el primero y diez en el segundo. Con portadas que, he de aclarar, son buenísimas e incluso se podría decir que de colección. Pero bueno, vayamos a la trama de la situación para que se enteren por qué mi problema mental con este maravilloso manga.

Imaginemos pues que nuestro mundo es atacado por lo que, hasta el momento, parecen ser extraterrestres. Unas esferas enormes, del tamaño de una persona obesa, con bocas que lo abarcan todo, una serie de ojos como de araña y unas púas que les salen cada vez que alguien los ataca. Digámosles Mimics. Pues bien, los mimics acorralan cada vez más a la humanidad dentro de lugares seguros. En el mundo en el que hemos crecido pertenecer al ejército y derribar mimics es pan nuestro de cada día. Muchos chicos incluso sueñan con eso a lo largo de nuestro crecimiento. Entonces, llegada la edad, nos enlistamos, entrenamos duros, sabiendo que no somos para nada buenos, pero seguimos adelante hasta que… ya no hay adelante. Un día despertamos y es lo mismo que el anterior hasta el momento de nuestra muerte y, entonces, todo se borra de nuevo para volver a empezar justo donde inició el día. Mismas personas, mismos diálogos, la misma página dónde nos quedamos al leer la noche anterior. Todo es igual. Comemos, entrenamos, caminamos y todo por los mismos lugares, en el mismo orden, con diálogos parecidos y, entonces, la conocemos. Su nombre, Rita, su apodo, la valquiria. Para los amigos: full metal bitch. Es la persona que ha matado más mimics hasta el momento. Bajita como ella sola, cabello corto, de no ser porque estamos en guerra diríamos que es hermosa. Y llega nuevamente el momento de la batalla donde morimos mínimo 5 veces antes de enterarnos por dónde va la situación. Entrenar, mejorar, volvernos como la valquiria con el fin de matar tantos monstruos como podamos. Llegados a este punto lo único que diré es que no estamos solos en ese interminable día, para no hacerles la historia larga, Rita está con nosotros. Y de esta manera se presenta ante nuestros ojos, All you need is kill.


Ahora bien, yendo por la ficha técnica diré que la ilustración es todo lo que se puede esperar, detalle, sangre, escenas a una página que fácilmente se podrían volver mi poster favorito en la pared. Sin lugar a dudas, como en todo lo referente al género que nos llega de los japoneses, la imagen es gloriosa, no nos queda a deber en nada ni mucho menos. Lo que, al menos a mí me ha dejado un algo más que la imagen es la trama en su totalidad. La idea yo ya la conocía gracias a los refritos americanos llevados a la pantalla por Tom Crusie (te odio, Tom), pero este manga, esta historia, va mucho más allá que el simple hecho de repetir un día hasta el cansancio y, llegados a este punto, muchísimo más lejos que salvar a una simple persona. Se trata de aprender, de esforzarse, de la manera en que vemos las cosas todos los días, de la curiosidad perdida y adquirida, del sacrificio, la pérdida, el ser humano. Más allá de ser un comic o manga futurista la trama deja para mucho, desde enseñanzas hasta… bueno, ustedes descúbranlo.

Ya para terminar, les diré que a pesar de ser un comic con ciertas escenas repetitivas la trama general vale la pena, esos momentos únicos se vuelven todavía más especiales y, el final, el GRANDIOSO, MARAVILLOSO, INESPERADO y genial final nos deja un maravilloso sabor de boca que vale la pena degustar al menos una vez en la vida. Lo que soy yo, estoy a punto de adquirir los dos tomos que conforman esta maravillosa historia para dejar en paz a Kronos un rato y devolverle los suyos.

Lo recomiendo a todos los adolescentes inteligentes y a los adultos que quieran un manga que deje huella. Saludos a todos.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.