08 octubre 2016

Preacher


¡Mis muy queridos mortales!

Espero que estos días se la estén pasando de maravilla y, para amenizar sus días, les traigo una buenísima serie para degustar. Ya saben que, como casi siempre, este tipo de cosas me las recomienda y proporciona mi amigo Kronos. Un saludo enorme para él que ha de mantenerme mi nuevo vicio. Quiero la segunda temporada en cuanto salga, Kronos. Advertido.

Ahora si, entremos en materia.

Esta serie se basa en el comic de un grande, Vertigo que, todos sabemos, es una ramificación de DC. Llegó a nosotros por primera vez el día 22 de mayo del 2016, lo cual la hace relativamente nueva pero, para nuestra fortuna, también nos dice que tiene mucho más producto que dar y, AMC, su distribuidora primaria, ya nos confirmó una segunda temporada. Volviendo al tema, he de decir que fue creada por Evan Goldberg, Seth Rogen y Sam Catlin. A que les suena el segundo nombre. Exacto, el mismo que viste y calza. Como último dato general les diré que es protagonizada por Dominic Cooper, quien hasta el momento no me parecía un actor tan brillante. Ahora me arrepiento.

Hablando del argumento, la serie nos cuenta la historia de Jesse Custer, un predicador de texas que no está muy seguro de su fe... extrañamente. Vive en un pueblo que aparentemente no tiene salvación y nos vamos topando con gente de todo tipo, desde un adolescente que casi mata al objeto se su obseción y luego casi logra suicidarse, hasta un irlandés recién llegado que termina siendo un vampiro de 119 años o algo semejante. El punto es que, en este lugar, hay de todo y Jesse duda ser la mejor persona para salvarlos. Claro que no está muy en lo cierto ni tampoco equivocado. El climax del inicio llega cuando, tras viajar por muchos predicadores, sacerdotes e incluso "padres satanistas", si es que ese término existe, llega a Jesse un poder genial y maravilloso llamado Génesis. O por lo menos en un inicio creemos que es un poder porque, cuando Custer dice "Abre tu corazón", literalmente la persona a la que se lo dijo se abre el pecho y parte su corazón a la mitad. Una cosa hermosa. Claro que luego nos daremos cuenta de muchas cosas pero, lo que soy yo, dejaré la trama por el momento para no hacerles el cuento mucho más largo.

Supongo que, llegados a este punto se preguntarán mi opinión de la serie. Por si lo hicieron o por si no, aquí les va. Respecto a los personajes he de admitir que todos son buenísimos y que tienen un trasfondo increíble. Realmente crees que, dentro de todo lo sobrenatural que existe en la serie, todos ellos pueden ser reales y existir. Por otro lado, la fotografía es simplemente impensable. Me gustó mucho la mayor parte de las tomas y, con la temática que tenía, dudaba mucho que le pusieran atención a algo como eso. Me sorprendió y agradó enormemente darme cuenta que incluso ese detalle habían tenido con el espectador. Personalmente, es una serie tan buena que seguiré hasta el final, que esperemos sea en un larguísimo tiempo. Ya para terminar con mi fangirleo, he de decir que mi personaje favorito es Cassidy, el vampiro irlandés y Tulip. No les diré nada más respecto a eso pero, he de decir que los adoro. No sabría decirles si es parecida al comic o no porque todavía no tengo el privilegio de leerlo pero, en cuanto lo haga, prometo que lo sabrán.

Ya para terminar, recomiendo esta serie a todos los adultos que quieran verla porque, francamente, si está un poco subida de tono. No mucho en el sentido físico como en el sanguinario y el de doble sentido. Como sea, me parece que es algo que nadie debería perderse y que, al final del día, se pondrá a la par que Supernatural, mi serie favorita de la vida entera y una de la que pronto les hablaré.

Sin más qué decir por el momento, nos estamos leyendo. 



2 comentarios:

  1. ¡Tiene muy buena pinta! Te sigo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si. Altamente recomendable. Apúrate con la primera temporada y vemos la segunda a la par.

      Saludos.

      Eliminar

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.