17 enero 2017

El príncipe

Autor (es): Nicolás Maquiavelo.
ISMB: 970-666-083-6
Género: Filosofía.
Editorial: Tomo.
Número de páginas: 191 páginas.
Saga: No
Sinopsis:  ¿Por qué es tan excitante leer el Príncipe de Maquiavelo?
Tal vez porque remueve el sedimento de ciertas pasiones que creíamos superadas, o fuertemente encadenadas por la cultura y la ética. Ya que, al ir leyendo, se nos revela una emocionante tendencia que no acabamos de admitir como propia, pero que se nos impone con gran frescura y naturalidad, pues en cada uno de nosotros se esconde un príncipe voluntarioso, un astuto zorro de la política, un ser dominante y poderoso que espera el momento para dar el mordisco y arrancarle la vida a un gran trozo de poder.
De eso se trata este libro, y es un morboso placer ponerlo en las manos de los lectores, porque es más que un clásico de la teoría política, es una conmoción psicológica, una especie de catarsis.
No sería exagerado decir que nadie ha tratado el tema de la política como lo hizo Maquiavelo, por lo menos nadie con el candoroso cinismo que lo caracteriza y que ha convertido en un adjetivo de uso común: lo "maquiavélico". 


Opinión personal:  Siguiendo con el orden de ideas que ya temíamos, hablando de los buenos clásicos, el día de hoy les traigo un libro, quizá el único de su género que realmente puedo decir que me ha gustado.

"El príncipe", titulado así no porque sea un cuento de un príncipe, sino porque el libro fue dedicado y escrito para uno, es un libro meramente filosófico y político. No acostumbro leer este tipo de libros, lo reconozco, no son mis favoritos y me parecen realmente innecesarios; pero este está relatado de una manera tan particular, tan cínica y real respecto a la guerra, los gobiernos y la manipulación de la gente que, simplemente, no puedo dejar de leerlo una vez que lo comienzo. 

Originalmente venía con la idea de el dominio de los reinos, de cómo y en qué formas poder gobernarlos, someterlos y, al final del día, conservarlos. Claro que, si es lo suficientemente brillante, también se verá este libro como una fomra de manipular personas, de hacerlas que obedezcan sin que se den cuenta a ciencia cierta. Quizá es por la forma personal en que Maquiavelo estaba escribiendo a este príncipe, pero el libro me parece más bien una serie de largas cartas con opiniones de género político que, a pesar de los años, no han quedado obsoletas ni mucho menos. Todo lo que Nicolás vio en sus años se repite una y otra vez de un gobierno al otro, incluso en la actualidad con las repúblicas se pueden ver que muchas de sus enseñanzas son aplicadas diariamente.

Me parece que es este tipo de trasendencia, de escritura atemporal, lo que lo hace tan especial y digno de ser leído, además de llamado, un clásico en toda forma. Más allá del lenguaje, o de la trama general que un libro como este pueda tener, me parece que la enseñanza final es lo que llama la atención, ese fin que justifica todos los medios que podamos tomar, según sus palabras.

Creo que es todo lo que puedo decir al respecto, excepto que se lo recomiendo a todos. Desde esos que planean llegar lejos en el hámbito político, hasta todos esos anarquistas que quieran saber cómo derrocarlo. Es un libro que ayuda demasiado en el manejo de las personas, si es que vemos a cada persona como un reino propio. En pocas palabras, se lo recomiendo a todo el que quiera esclarecer su mente sólo un poco, quizá muchísimo, más de lo pensado.

Saludos enormes,



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.