12 agosto 2016

Pídele papeles a santa Simpa (Caronte)

Autor (es): Martín Zeke Ochoa.
ISMB: 9788490959503.
Género: Autobiográfico, existencial.
Editorial: Editorial Círculo Rojo.
Número de páginas: 430 páginas.
Saga: Sí, la espero con ancias. 
Sinopsis: Pídele papeles a Santa Simpa es la novela autobiográfica de un inmigrante clandestino en España. El protagonista nos lleva al Buenos Aires del estallido de la gran crisis argentina cuando, entre revueltas, conoce a Elina, una joven que está a punto de emigrar a Europa y con quien tiene una aventura de una noche. Atosigado por la literatura oriental, a su lado sufre un delirio místico en el que cree recibir una revelación. De un día para el otro renuncia a su empleo, vende todas sus pertenencias y vuela a España tras ella, en un arrebato que, más que amor, parece una excusa desesperada.

Sin dinero ni trabajo, en Marbella se someterá a la yerma existencia que en Europa llevan los llamados “simpapeles”. Signado por la exclusión, se sumergirá en esa sociedad paralela que en la costa integra a la “carne inmigrante” dentro de la industria del espectáculo. Allí entrecruzará su camino con una camarera filipina, una apátrida rusa, una argentina víctima de trata, una polaca bailarina a gogó y el hijo de un narcotraficante. Junto a ellos, tendrá que adaptarse a vivir en un ambiente regido por el lavado de dinero y la prostitución. Pero no pasará por todas las penurias buscando una mejor vida, sino todo lo contrario. Está convencido de que, al sobrellevar las condiciones extremas que sufren los simpapeles, hallará el Satori del que hablan los taoístas. Cree que, al vivir la existencia de un extranjero marginal, encontrará el camino directo a la iluminación.


Opinión personal:  Por estos días he estado leyendo obras que comparten características muy parecidas. Para comenzar, tardan mucho en llegar a mis manos ya que vienen del viejo continente pero, me parece, esa no es la mejor característica. Lo mejor viene del hecho que son libros magníficos en toda la extensión de la palabra. Pero entremos en materia.


Primero que nada quiero agradecer al autor quien me contactó por Goodreads y me hizo el enorme favor de hacerme llegar una copia. Martín, es uno de los mejores regalos que me han hecho, además de ser el primer libro que me han dedicado personalmente. Por eso, gracias enormemente. Sé que esperabas la reseña mucho antes pero lo cierto es que me tomé mi tiempo para leer el libro y releerlo una vez más. Llegados a este punto ya te darás una idea de la impresión que causó en mí y su probable calificación. Pero bueno, como ya dije, comencemos y vayamos por partes.

Al inicio no tenía una idea clara de qué pensar. Un diario me sonaba a autobiografía, un diario de un inmigrante me sonaba a algo más social. Lo cierto es que de todo lo que imaginé, nunca creí tener en mis manos la joya que tengo. Y antes de que se me olvide sólo he de preguntar una cosa al autor que espero que me responda en algún momento: ¿obtuvo lo que quería, llegar al Nirvana prometido? Dejando eso de lado, entremos de lleno en materia.  

He tardado lo que me parece un siglo en terminar el libro. No porque sea largo o difícil de entender (aunque tampoco es del todo sencillo), sino porque lo disfruté mucho. Es uno de esos libros que es mejor leer con calma, en paz y sin distracciones para no perderse de nada. Único problema: en el mundo mortal son escasos estos momentos.

Creo que ha sido por eso que Martín me ha enviado el libro, además dedicado. Gracias por crear esta obra maestra que por fin entiende mi dualidad entre el mundo mortal y ese en el que casa uno vivimos, ese maravilloso mundo que poco tiene que ver con el mundo mortal en el que estamos obligados a habitar. Pero vayamos por partes y sin dar tantas vueltas para comprender un poco más.

Respecto a los personajes, todos y cada uno de ellos, incluso esos que aparecieron una sola vez sin decir su nombre, esos y todos los demás, tienen una personalidad que deja huella, que marca en serio. Por momentos saltan de la realidad por sus manías poco comunes, pero luego se parecen a cualquier otra persona que podríamos haber conocido cualquier día de la semana. Te encariñas con el perro del vecino sin dudarlo. Eso es algo que pocos autores pueden lograr.

Hablando de la narrativa me parece muy interesante y espectacular. Es como entrar en la mente del autor a través de su diario, conocer su mundo que tiene algo del nuestro también. Si bien por momentos siento que el autor se sale mucho del tema, me parece que es más como si conversáramos con él. Nos cuenta todo lo que ve en ese momento. Es una de esas conversaciones que cambian de tema vertiginosamente y que, sin ofender a nadie, sólo pueden seguir las mentes capaces y suficientemente cultivas como para saber de todos y ningún tema al mismo tiempo. A mi ver, es una maravillosa prosa que describe el mundo a detalle, a tal grado que es capaz de hacerte sentir con sólo leer.

La trama es algo que me ha dejado con un genial sabor de boca pero que intentaré explicar lo mejor posible ya que el trasfondo es algo que sólo descubrirá cada uno leyendo este libro.

Todos conocemos la idea del diario de un inmigrante en España, el que batalla día sí y día también; pero lo que hay tras esto es lo que realmente importa. Siempre nos hemos preguntado quiénes somos y, más importante aún, a dónde vamos y para qué venimos al mundo. Para algunos más que para otros estas preguntas causan ciertas molestias, ciertos miedos. Martín Zeke Ochoa nos muestra ese lado que, según se dice, sólo tienen los artistas. Esa necesidad de dejar huella ya que de lo contrario no se obtiene la respuesta a ninguna de estas preguntas. Nos lleva de la mano por su mente y lucha internas para darle una solución a estas cuestiones existenciales, para buscar la magia, como él mismo lo pone. Creo que la diferencia de este libro con otros de autoconocimiento es la forma sarcástica y cínica con que lo dice. Hesse deprime un tanto antes de enseñarte lo que debe. Coelho aburre. Chopra es más teórico que cuentacuentos. Ochoa nos ha mostrado su interior para ponernos a pensar en el propio pero del modo más cínico, retórico, sarcástico y divertido modo que alguien pudiera hacerlo. No es que todo sea risa, o que uno no sufra en partes, simple y sencillamente que no deprime.

Para terminar diré que se lo recomiendo a pocos, que es un libro que contiene palabras complicadas para las mentes que no manejan el concepto de “libertad”, lo recomiendo a todo el loco que se sienta artista y a todo el artista que se sospeche loco; a los que no encuentren su lugar en este mundo de ultramuertos mortales; a todo el que se niegue a vivir en este mundo de zombies con horarios estrictos y escasas sonrisas. En general, lo recomiendo a esas escasas personas especiales con capacidad mental y emocional para vivir entre los muertos. Pero muy especialmente se lo recomiendo a todos los que leen este blog. Si llegaron a él por su extrañeza seguro que saben lo que es vivir con una magia fuera de este mundo. Y yo, simplemente, espero poder contar con las continuaciones, que si son la mitad de buenas que esta entrega, lo valen. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.