24 noviembre 2018

Maze Runner: Prueba de fuego

Autor (es): James Dasher
ISMB: 978-987-612-354-9
Género: Apocalíptico, distopía, Young adult
Editorial: V&R
Número de páginas: 392 páginas.
Saga: 2/6
Sinopsis: El laberinto fue sólo el comienzo. Luego de que Thomas y los demás habitantes fueran "rescatados" todo se torna más confuso, fuera reina el caos y en el grupo también: Teresa desaparece y llega un chico llamado Aris que dice pertenecer al Grupo B. Los Habitantes deberán enfrentar algunos desafíos para poder superar esta prueba. Para sobrevivir, deberán emprender una travesía en la que cada desafío los enfrentará a nuevos peligros: calor ardiente, destrucción, un aire irrespirable. Cada paso es una sorpresa en una caminata casi apocalíptica. Lo que quedó del mundo es un páramo, a través del cual deberán peregrinar hacia la esperanza (al menos eso ofrece CRUEL). Emplazados , perseguidos, rodeados de locura, enfermedad y muerte; amenazados por los cranks devastados por la "Llamarada"; sin poder confiar en los adultos delirantes, hambrientos y violentos, que los acechan a cada paso. Pero para Thomas lo peor será descubrir que lo poco que él creía auténtico en su nueva vida podría ser tambíen una trampa. ¿Qué e verdad y qué es mentira? ¿En quiénes puede confiar? ¿Hasta dónde llega la manipulación? ¿Cuál es el objetivo de todo ese infierno?


Mis queridos seres míticos. Cada vez nos acercamos más al final del año. ¿Tienen sus propósitos de año nuevo? ¿Estamos todos listos para la cena de navidad? Espero que sí. Por lo pronto, para distraernos un rato, paso a dejarles mi siguiente reseña y anunciarles que, ahora que estoy de vacaciones, prometo disminuir el periodo de tiempo entre una reseña y otra. Al menos una por semana es mi marca. Como sea, entremos de lleno a esto. Advierto, para todos aquellos que no han leído la saga, que existen SPOILERS del primer libro, por si quieren abstenerse de leer la reseña.

Comenzaré, como es necesario, con el principio del libro. No recuerdo si lo comenté en la entrega anterior -no la de Animales Fantásticos, sino la de Maze Runner- dije que su final me molestó un tanto. Contrario a los finales abiertos, ese desenlace exigía un segundo libro, lo que significaba enganchar al lector en la saga. Es un poco molesto sentir la lectura como una obligación, por ende no me encantan los libros que tienen ese tipo de finales. A mi ver, es preferente que un libro sea independiente de los demás y que, a la vez, se complementen. Una vez mencionado eso, pasemos a hablar del primer SPOILER que mencionaré en esta entrada: la muerte de Chuck. Su asesinato fue tan a lo Dobby que incluso comparten el arma y el lugar de la herida. No hubo más. Y por la forma lastimera en que Thomas se la pasa haciendo referencia a ese hecho, llega un punto en que pensamos que se trata de Harry, quejándose del elfo doméstico. Esto es tristísimo, a mi ver, porque eso denota un poco de falta de imaginación y un mucho de las influencias del hombre. A este respecto no es nada sutil...

Pero bueno, ya que me quejé un poco a ese respecto, procederé a dividir la reseña en las partes regulares. En primer lugar he de poner tecnicismos como la edición. Ya desde la entrega anterior se habían notado algunas fallas pero creo que en este las pude apreciar mejor. No es que uno se deba volver loco a ese respecto, pero creo que si se va a traducir un escrito, por respeto al autor, es necesario prestar atención a esos detalles. Además que descolocan al lector. Estás, de repente, leyendo una cosas y te topas con algo que no tiene mucho sentido, lo que te saca de la trama, de la lectura y de la concentración. Claro que, esto es sólo para la versión en español. No se puede culpar a los editores primarios o al escritor de esta falla. 

Luego es necesario pasar por la trama. Lo diré primero de golpe y después con explicación: no aporta algo nuevo. Simplemente se limita a continuar lo ya existente. Y no me refiero a las situaciones, a que el mundo esté lleno de mutos; sino a que la idea es la misma: presionar a Thomas y a sus amigos, jugar con sus mentes, confundirlos y hacerlos desesperarse. Y, a este respecto, creo que es todavía más triste saber el para qué. Sí, como lo leen. Es gracias a que la temática continúa que uno comprende por qué CRUEL hace todo esto y, por ende, se revela el secreto mejor guardado de TODA la saga. Deja de ser interesante y uno como lector se da cuenta de muchas cosa, o lo que es peor, de la simpleza de ideas del autor. Quizá parezca un poco exagerada mi reseña, o se vea como demasiado molesta, pero pensé que lo justo sería darle un giro inesperado a todo y engancharnos más como lectores, no dejar todo de lado y repetir la fórmula hasta el cansancio. Todo se trata de puertas escondidas, de sus intentos de crear un nuevo lenguaje (ahora el de los otros sobrevivientes o el de los cranks), de Thomas siendo siempre el héroe aunque al inicio con Mihno nos hagan creer que en este libro no se tratará de esto. Es todo Thomas intentando encontrarle un por qué a las cosas, es siempre dos segundos de calma antes de la desesperación y la molestia, la manipulación todal y que ellos son simples peones en el tablero por más que él y Teresa se crean parte del evento.

Admito que hubo algo que me gustó mucho en todo el libro: los flashbacks. Además de ser reveladores, me parece que llegaron en el momento justo. Todo el libro anterior trataba de la pérdida de memoria; lo lógico era que éste tratara sobre su recuperación. Además, varias de esas memorias crean más confusión que esclarecimiento, no nos revelan todo de buenas a primeras, nos hacen pensar y contraponer posturas. Esto es lo que genera la montaña rusa de emociones real y no los cambios de humor de las personas o la diminución y aumento del estrés de los personajes principales.

Ya casi para terminar tengo dos temas que pusieron la cereza al pastel de mi desencanto: Bella Swan y el timing. El primero es sencillo de explicar. Es ese hecho de que Thomas sea la manzana de la discordia, que dos chicas lindas de grupos contrarios estén tras él y lo amen desesperadamente. Por su lado, el chico, como Bella Swan, no tiene reparo en ir de una a la otra, besándolas, diciendo que le atrae la contraria cuando está frente a la otra. Al final, claro, siempre se ha de quedar con Edward Cullen, quiero decir, con esa chica cuyo nombre no les daré para no echarles a perder de todo el libro con spoilers. Y luego tenemos el timing que a mi ver es un drama total. El autor lo hace notorio con frases como: "justo en ese momento", "al mismo tiempo". Todo ocurre como en Hollywood, siempre al mismo tiempo. Están atacando a los chicos y, mágicamente, "justo en ese momento", llega ayuda. Están a punto de matarlos y "justo en ese momento", aparece una puerta que los salva. En literatura se le conoce como deus ex machina y se ejemplifica con la obra de Medea. En ella, la mujer ha matado a sus hijos y, en el final, está a poco de enfrentarse a su castigo cuando llega un dragón y la saca de escena. Básciamente, de eso se trata Prueba de fuego.

Por último, este libro se lo recomiendo a NADIE. No me parece que avence en la trama de la saga. En anime se conocería como un "capítulo de relleno". Esa ha sido su función. Por lo demás, en lo personal, no volverán a ver reseñas a este respecto. Yo he terminado con la saga. Su trama no me ha llenado y, por ende, no me preocupa saber su final definitivo. Creo que puedo vivir perfectamente sin conocerlo. Como sea, supongo que si tienes 13 años y comienzas en la lectura, por el lenguaje coloquial y los cambios de emociones drásticos, quizá te guste.

Saludos enormes,


16 noviembre 2018

Animales fantásticos y dónde encontrarlos: Los crímenes de Grindelwald

Mis queridos seres míticos. ¿Me han extrañado? Porque yo a ustedes sí, un montón. De hecho, ahora que comiencen oficialmente mis vacaciones de navidad tengo la iniciativa de ponerme al día con todas las reseñas que tengo pendientes en el Coming soon para comenzar el año nuevo en ceros. Pero bueno, eso, desde luego, no es lo que me trae por aquí. A lo que vengo es a reseñar la película que todos los potterheads estábamos esperando: Fantastic beast the crimes of Grindelwald. De hecho, he de comentarles que hace 20 minutos que llegué a mi casa y me he puesto directamente a la pc para traerles sólo lo mejor. Como siempre, intentaré no dar demasiados spoilers al respecto.

Ya desde la entrega anterior tuve un poco de miedo de que las cosas salieran mal visualmente porque David Yates, el productor de las últimas cuatro películas de Harry Potter y ahora de esta saga, nos había quedado a deber mucho respecto -y principalmente- a los gráficos. Todos recordamos la catástrofe que fue el hermano de Hagirid en la quinta película de la saga principal. Pues bueno, en esta entrega, igual que en la anterior, Yates aventó la casa por la ventana y se dispuso a entregarnos sólo lo mejor. Cada hechizo forma parte de nosotros mismos, cada criatura fantástica que se vuelve o no amiga de Newt; incluso su boggart puede parecer el nuestro propio. Aquí haré una pequeña pausa para decir que el misterio del boggart de la chica Lestrange fue muy bueno. Ese es un misterio que confunde y no se resuelve hasta casi llegar al final. Además que será un punto clave para mentenernos a todos al borde del asiento. No diré más sobre el tema porque quiero dejar a ustedes que juzguen o no si ese boggart y su significado vale la pena.

Luego abordaré un aspecto que ya mucho se ha tocado esta semana: la profesora McGonagall. Canónicamente, como todos sabemos, Minerva nació en el 35 y esta película está ambientada en el 27. Y sí, les daré un pequeño spoiler al admitir que su nombre fue dicho durante la película pero, PERO, hay una situación: en ningún momento se menciona que sea Minerva McGonagall. Dumbledore dice: "Vayan con la profesora McGonagall", no que vayan con esa profesora que nosotros conocemos de años. Aquí, dándole un pequeño beneficio de la duda a J.K., diré que quizá se trata de la madre de la misma. Quiero pensar, y aclaro que sólo es una teoría conspiranóica personal, que quizá la madre de McGonagall, Isobel, tabajó un tiempo como profesora. De ser el caso..., de tratarse de quien nosotros pensamos, me parece que es una falta grave al mundo que se creó para nosotros, aunque no una que no se pueda perdonar. A este respecto, veamos qué aparece en la siguiente parte de la saga y, sobre todo, veamos si no terminan por arruinar algo que hasta el momento parecía tan bien logrado. Este es, creo, mi único punto en contra respecto a esta película.

Otro aspecto destacable de la película, mismo que ya se había visto en la película anterior, es la magia. Creo que los hechizos, sus capacidades, el derroche de talento de los mismos, es un mundo mucho más maduro en comparación con la saga original. Dejamos de lado a los niños que aprenden y nos metemos con magos y brujas tan capaces que hacen con su varita maravillas inimaginables. En seri fue sorprendente plantearse todas las posibilidades, o lo infinito de las mismas, en cuanto a hechizos, pociones y capacidades. Esto llevó, por cierto, a una muestra de magia épica por parte de Grindelwald y Newt -con sus amigos-, que fueron visualmente algo digno de ver. Sí, no hubo batalla varita contra varita, o al menos no una presencial, pero lo logrado en esa escena, ese batallar con fuerzas que nunca se vieron en Harry Potter, eso es digno de ser mencionado y admirado. 

Creo que dejé lo mejor para el final: la trama. Sobre esto tengo mucho qué decir y, aviso, también meteré algo de mi opinión de los personajes porque, me parece, en esta película han ido de la mano. Pues bien, la trama creo que es muy sencilla y conocida. Técnicamente no aporta nada al mundo que ya conocemos, simplemente nos da detalles de lo ya sabido. Llena espacios que creíamos sólo expresados en fragmentos dentro de los libros de texto mágicos que algunos ya tuvimos oportunida de leer. Sin embargo, creo que es la forma en que está relatada lo que nos lleva a quedarnos, a verla hasta el final. A ese respecto tengo que decir que su manera de exponer la idea es muy buena; que llena la retina tanto como la curiosidad aunque carece de originalidad. Y, por cierto, hubo una particularidad, al final, con un fenix, que me molestó un poco. Ese hecho -lo sabrán cuando la vean- me pareció terriblemente forzado, como si no debiera de pertenecer y de todas formas lo hubieran puesto. No sé bien (no puedo imaginarme el cómo) J.K. planea explicar ese hecho particular si se sale por completo del canon. Lo último que diré de este tema es que espero (en serio espero) que le den una explicación lógica y que no sea un deus ex machina que se resuelva sólo porque sí y sin fundamento alguno.

Hablando de fundamento, por cierto, he de referirme ahora a los personajes. Creo que en esta película muchos de los ya conocidos generaron trasfondo. Para ejemplo Jacob Kowalski (el muggle) y Queenie. Creo que su relación evolucionó mucho y decantó en cosas muy "normales". Claro que no son normales del todo porque tienen magia de por medio, pero su manera de tratarse y ese amor a veces insano que se profesan creo que fue clave, en serio clave, para la evolución de este filme. Además, me pareció un acierto para la trama que la película no sólo se centrara en Newt y sus problemas, sino que reflejara los de otros, como su hermano y Leta Lestrange. Esto fue algo que simplemente llamó mi atención. Esa especie de triángulo amoroso entre los Scamander y Leta. Al final hay una escena épica que expresa todo eso. Esa ambiguedad en las palabras de la chica hacen que el espectador se quede con las ganas de saber más, mucho más. Y luego está Nagini. ¡Sí!, la tan mencionada serpiente. Más allá de todas las teorías enfermas de fandom que tuvimos desde que se anunció su humanización, creo que me gustó su origen, saber qué clase de ser era y por qué podía transformarse. Nuevamente J.K. nos sorprende con su capacidad de integrar la mitología y moldearla para sus fines. Creo que eso opacó por mucho su relación con el personaje de Ezra Miller que, en lo personal, no me pareció para nada brillante. Pero bueno, cerrando con broche de oro el asunto de los personajes, es necesario hablar de nuestro maravilloso Dumbledore. ¿Qué decir de él? Pues que es humano y eso se nota en esta entrega de la saga. Vemos a un Dumbledore joven, para comenzar, que sabe que ha cometido errores y que no las puede de todas, todas. Nos muestran a un Dumbledore vulnerable -emocionalmente por lo general-. Y vemos, sobre todo, un Albus que manipula. Ni más ni menos. Les diré que, me pareció, quería hacer con Newt lo que en su tiempo hizo con Harry. Se ve, en ciertas actitudes quizá sobreinterpretadas de mi parte, que quiere siempre salirse con la suya y poco le importa cuántas vidas se pierdan. Apreciamos que, pese a todo, su lema sigue siendo, quiera o no, "por un bien mayor". 

Dejo a Grindelwald a parte por dos motivos. El primero es que Johnny Depp me parece muy plano para el papel, me parece que combinó un poco del Mad Hatter con Jack Sparrow y pensó vendérnoslo con magia. Simple y sencillo. Ese hombre ha dejado de cambiarse a sí mismo, de mimetisarse, para ponerse maquillaje hasta en los dedos de los pies mientras usa zapatos y querer vendernos la idea de que se transforma. Debieron de buscar alguien más capaz o con más iniciativa de personal a un ser tal como Gellert. El segundo motivo es, claro, porque su trasfondo es muy bueno. No entraré en detalles pero les diré que, muchas veces, escucharlo fue como escuchar a los políticos. Su discurso fue tan bueno que, apenas sin mencionar palabras, obtuvo lo que quiso y más. Me gustaría que el papel lo hubiera interpretado alguien más, pero en cuanto al guión -a lo estrictamente establecido por los guionistas-, creo que Gellert Grindelwald es un papel realmente muy interesante.

Y pues bueno, ahí lo tienen. Esa es mi opinión a grandes rasgos de mi experiencia viendo Fantastic beast the crimes of Grindelwald. Y ustedes, ¿ya fueron a verla? ¿Quieren hacerlo? ¿Cuáles son sus impresiones? Como siempre, yo espero sus respuestas en los comentarios y, por favor, procuren no dejar spoilers muy extensos. #porunmundosinspoilers.

Saludos enormes,





P. S. Para todos los que todavía no lo ven y no saben si ir a ver la película o no, aquí les dejo el trailer.



30 octubre 2018

BookTag edición especial de Halloween

Hola mis queridos seres míticos.

¿Qué tal les va en la vida? ¿Me han extrañado? Porque yo a ustedes sí. Pese a todo, siempre vuelvo a dar una vuelta y saludarlos. Es por eso que hoy les traigo un BookTag muy especial ya que, gracias a la iniciativa de Bloggscritores me he hecho de unas magníficas amigas bloggers con las que hemos sacado este BookTag que esperamos y les guste. Como siempre, espero sus respuestas en los comentarios y saber qué tantas coincidencias tenemos al respecto. También pasen a dejarme sus links en caso de que hagan nuestro BookTag. Y sin más preámbulo, disfrútenlo tanto como yo he disfrutado haciéndolo.

NORMAS
-Deberás etiquetar a 5 personas.
-Los libros no es necesario que sean de terror pero se prefiere que sea el caso ya que estamos celebrando el Halloween.
-Es necesario dar crédito a las creadoras de este BookTag: Miscret y Caronte.
-Lo más importante es divertirse y ser creativos con sus respuestas. Procuremos dar explicaciones en cada una de ellas para conocernos un poco mejor también como lectores.
-No es necesario que los libros hayan sido leídos este año.




1. DRÁCULA: Libro que te absorbió hasta la sangre. Ese libro del que no te pudiste apartar hasta que terminaste de leerlo.
En realidad no sé si ya lo había mencionado. Creo que no. Este es uno de mis libros clásicos favoritos por excelencia y me atrapó desde el primer momento. Extrañamente, y quizá sea gracioso, lleva el nombre de uno de los puntos que tenemos aquí. El nombre original es El Prometeo moderno pero el mundo mortal lo conoce ahora como Frankenstein. Su trama fue tan impactante y todo el trasfondo tan llamativo que simplemente no pude dejar de leerlo hasta que lo terminé. Me absorbió la vida entera y hasta la fecha lo sigue haciendo cada vez que lo releo. 

2. BRUJA DE BLAIR: Libro intermitente. Ese libro que tomaste, dejaste y volviste a tomar en repetidas ocaciones hasta que al fin lo terminaste.
Este fue un libro que no me gustó para nada. Pese a que tenía gran emoción por leerlo creo que al final me decepcionó bastante y eso llevó a que tardara eones en siquiera darle una buena hojeada. De hecho todavía no lo termino pero prometo que tendrán una reseña en cuanto logre concretarlo. Hasta ahora no ha sido demasiado emocionante, lo que es triste, pero veamos qué ocurre cuando llegue al final definitivo. Aquí debo agradecer a una amiga de la escuela que me insistió tanto para que leyera la saga de Maze Runner a tal grado que me la ha prestado casi entera. Prometo que los leeré, cueste lo que me cueste.

3. EDWARD CULLEN: Libro que prometía asustar. Un libro que creíste que te mataría de miedo y terminó matándote de la risa.
Tristemente para el mundo es un libro simplemente buenísimo por su encanto antiguo. En la actualidad no da para nada miedo y nos garantiza estar pensando en todos los clichés posibles del univeso. Sin embargo, sigue vigente porque siempre será el arquetipo, ese origen del que partieron todos los libros góticos que se conocen en la actualidad. ¿Creen que Poe era original? Seguramente es porque no han leído a Horace Walpole y su maravilloso aunque demasiado conocido El castillo de Otranto en el que se nos relatan situaciones que actualmente pueden parecer nada pero que en su momento eran aterradoras y maravillosas. Su valor, como lo dije en mi reseña, es más bien nostálgico y afectivo.



4. FRANKENSTEIN: Libro pesado y rígido. Un libro con trama o narración tan lenta que tardaste mucho, muchísimo en leerlo.
Sé que mis profesores de la carrera me sacrificarán por esto ya que este es uno de los libros ícono de Literatura, sobre todo en la rama que yo la estudio, Hispanomexicana. Pero bueno. Creo que es un libro rígido y tardé mucho en leerlo porque siento que el autor no concretó nada. Lo que es extraño ya que se trata de uno de mis autores favoritos en términos generales. Mi aburrimiento con este libro radica, principalmente, en que parecen muchas historias superpuestas de manera sencilla. Y no es que quiera una biblia de cada una de ellas, sólo creo que no se profundiza en ninguna de manera que se pueda entender el punto general que las une más allá del lazo de sangre que traciende generaciones. Sí, como muchos ya sospecharán, hablo ni más ni menos que de Cien años de soledad del grandioso Gabriel García Márquez. Sé que muchos me querrán sacrificar por esto -que les puede parecer una blasfemia- pero no es más que la verdad. 

5. HOMBRE LOBO: Libro salvaje. Ese libro que sacó los más bajos instintos de ti o, en su defecto, que sacó tu lado salvaje.
Uno de mis instintos más básicos siempre será el de dejar una marca. Es por eso que mi lado salvaje siempre lo sacarán los libros de protesta sin importar su autor. Un libro bien relatado que me haga pensar en el devenir de mi país, por no decir el del resto del mundo, es aquel que sacará quién soy en realidad. Estos libros suelen incitarme, ponerme en movimiento, despertarme. Si a todos ustedes no logra moverles aunque sea una molécula de rebeldía, creo que necesitan ir al doctor. En este caso particular he seleccionado un libro que he leído hace poco. Es ese el principal motivo por que lo menciono, porque es del que tengo la memoria más clara. La revolucioncita mexicana del dios Rius es un texto que le recomiendo a chicos y a grandes, a todo el que quiera despertar a la realidad por más cruda que sea la misma. En lo personal es mi favorito hasta el momento de este autor. 

6. CASPER: Libro ligero. Un libro tan ligero que apenas y lo notaste. También puede ser ese libro que no recordabas haber leído nunca.

Eso, extrañamente, me pasa con un libro relativamente largo o una serie de libros en concreto. Y no porque de pronto haya olvidado de qué se tratan o cuál es la trama, sino porque el autor se ha copiado trantas veces a sí mismo dentro de los libros (se ha autoplagiado en cada una de sus obras), que ya ni siquiera sé cuál es la trama específica de cada uno. Si me preguntan al respecto suelo mezclar personajes, lugares, situaciones y todo lo concerniente a sus escritos. Me refiero, desde luego, a El psicoanalista, Un final perfecto y Juegos de ingenio de John Katzenback. No es que sean terriblemente malos, simplemente que, en lo personal, no puedo diferenciar uno del otro debido a que el autor se dedica a copiarse a sí mismo desde situaciones, frases y trasfondos de personaje.


7. CTHULHU: El dios de los libros. Ese libro de terror tan arquetípico que no puedes vivir mientras no esté en tu biblioteca.
Bueno, como ya he citado a El Prometeo moderno más arriba y no quiero caer mucho en el arquetipo de monstruo con Stephen King, creo que dejaré un poco de lado los monstruos conocidos y me concentraré en una -porque es mujer- que me causó mucho ruido durante el periodo que leí ese libro e incluso después. El trauma que me causó fue tan grande, a mi ver, que cada que vuelvo a él, cada que lo releo; siento el mismo estrés, esa misma necesidad de girar sobre mi hombro para asegurarme que ese monstruo no viene tras de mí. Es un hecho que se iba a presentar ese caso pues este libro pertenece a uno de mis autores favoritos. Ustedes lo conocen bien porque no paro de mencionarlo. Su maravilloso nombre es Neil Gaiman y escribió ese arquetípico libro de terror infantil llamado Coraline. Quizá en un inicio no parezca demasiado problema, incluso en la película uno llega a pensar que puede lidiar con ese tipo de monstruos; pero al leer el libro todo cambia y se pone peor. Altamente recomendado para esta época de miedo. 



8. PENNYWISE: Traumas de la infancia. El primer libro que te quitó el sueño (por cualquier motivo).
Irónicamente, creo que ya no lo puedo evitar más pese a que intenté con todas mis fuerzas no caer en ese cliché total de esta época. Pero bueno, lo cierto es que fue el primer libro de terror que leí en mi vida. Tenía ocho tristes y cortos años cuando tomé la iniciativa de no bañarme nunca más porque todos los eventos desafortunados de este libro ocurrían en su mayoría dentro de ese sitio. A los protagonistas les importaba muy poco si les pasaban cosas malas o no porque eran amigos entre ellos; lo que era yo, tenía pocos amigos y la mayoría eran unos cobardes. Es por eso que simplemente no pude demasiado cuando, a mis escasos 8 ya mencionados años, leí It del dios del terror contemporaneo, Stephen King. Luego de ese libro mi perspectiva del terror cambió por completo. 

9. LA MOMIA: Tu libro embalsamado. Ese libro tan viejo, tan leído, quizá heredado de tu familia, que se está cayendo a pedazos, pero sigue en pie.
Actualmente tengo un maravilloso libro que he adquirido recientemente pero cuyo origen dista de hace por lo menos 50 años. De momento no lo he reseñado, pero prometo que lo haré en corto. Dicho libro es de un autor que me ha gustado mucho, de origen extranjero pero que, sin duda, se centra en mi cultura porque ha sido otro de esos foraneos maravillados de México. Para no hacerles el cuento tan largo ni adelantarles detalles de mi reseña, les diré que Bruno Traven escribió una maravilla, cortísima, llamada Puente en la selva que, si bien se está cayendo a pedazos, promete durarme lo suficiente para heredarlo a mis hijos. 


10. KING KONG: Libro grande y pesado. Ese libro que te quebró la espalda a donde sea que lo llevabas.
Este es otro de los libros que leí hace un tiempo pero que no me he animado a reseñar porque no lo tengo de forma física para leerlo y tenerlo fresco en la memoria. Éste es un libro clásico por excelencia de un autor que tiene una especie de fetiche con escribir y publicar libros tan grandes que no todos tenemos el valor de leerlos. Claro que sólo puedo estar hablando de Lev Tolstói y su Ana Karenina, que de tan grande puede romper columnas vertebrales pero, sin dudarlo, todo el dolor y la parálisis valen la pena.



11. ZOMBIE: Huele a podrido. El libro que pensaste que iba a “apestar” y terminó impactándote.
Creo que ya lo había menconado en su momento, al menos creo recordar que lo hice en su reseña. Mientras lo leía tenía toda la seguridad del mundo en que era un libro meramente adolescente, que no iba a paar de un texto simple y sencillo, aburrido y plano, con personajes que no trascendían o evolucionaban. Sin embargo, pasado un momento, cerca del final, todo cambió y cayó en sus puntos clave. Por si no leyenron esa reseña, se las dejo aquí. De mano de Annette Curtis Klause llega para ustedes La marca del lobo, un libro del que no tenía demasiadas espectativas pero que, sin lugar a duda, me sorprendió con creses.


12. ALIEN: Libro No Identificado. Ese libro que, pese a prestarle atención, no le encontraste ni pies ni cabeza y sospechas que no es de este planeta.
Hay un libro que, si bien ahora lo entiendo con mis dos años de universidad en la materia, en un principio me parecía completamente extraño por su forma de salir y entrar del ser onírico. Y no, no me refiero ni un poco a los libros de H.P Lovecraft, aunque está ligeramente cerca. Su manera de relatar las situaciones por momentos me sacaba de mi zona de confort y me preocupaba un tanto no llegar a entenderlo por completo. Ahora, claro, las cosas son distintas pero, en esos primeros años de lectura, Aura de Carlos Fuentes fue uno de esos libros a los que no les encontraba ni pies ni cabeza. Igual, en este momento puedo recomendarlo ampliamente de inicio a fin por su maravilloso contenido.


13. CERBERO: Un libro intimidante. Ese libro al que no quieres ni siquiera acercarte. No vaya a ser que te muerda.
Ese, sin duda y sin preámbulo, para que ustedes también lo teman, es el Ulises de Joice. Sí, teman, sufran, corran llenos de miedo. Ese es un libro icónico dentro de mi carrera, arquetípico, y por eso mismo, aterrador. Todo el que quiera leerlo deberá enfrentarse a sí mismo antes siquiera de pensar en leerlo de verdad. Pero no sufran, embarcarse en la aventura puede ser terriblemente aterrador pero, también, totalmente satisfactorio.




¿Qué les han parecido mis elecciones? ¿Les han gustado? ¿Están de acuerdo? ¿Coinciden en algo conmigo? Espero que sí para no sentir que me estoy volviendo loco que soy la única persona que piensa estas cosas extrañas. Pero bueno, saben que espero sus respuestas en los comentarios para leerlas y comentarlas. No olviden, tampoco, dejar sus links hacia sus respectivos blogs en caso de que hagan el BookTag y, sobre todo, recuerden dar crédito a los creadores. Esto es todo por mi parte pero, antes de irme, les dejaré a mis cinco taggeadas que, como es de esperarse, se trata de mis amigas de iniciativa, esas por las que nació ese BookTag:


DIMARCHÉ


Saludos enormes,


24 octubre 2018

Maze Runner

Autor (es): James Dashner
ISMB: 987-607-7547-32-7
Género: Distopía, thiller, youngadult.
Editorial: V&R
Número de páginas: 398 páginas.
Saga: 1/6
Sinopsis: Tu vida anterior ya no existe.
Una nueva se ha iniciado.
Recuerda. Corre. Sobrevive.

Al despertar dentro de un oscuro elevador en movimiento, lo único que Thomas logra recordar es su nombre. No sabe quién es. Tampoco hacia dónde va. Pero no está solo: cuando la caja llega a su destino, las puertas se abren y se ve rodeado por un grupo de jóvenes. "Bienvenido al Área, Novato."
El Área. Un espacio abierto cercado por muros gigantescos. Al igual que Thomas, ninguno de ellos sabe cómo ha llegado allí. Ni por qué. De lo que están seguros es de que cada mañana las puertas de piedra del laberinto que los rodea se abren y por la noche, se cierran. Y que cada treinta días alguien nuevo es entregado en el elevador.
Un hecho altera de forma radical la rutina del lugar: llega una chica, la primera enviada al Área. Y más sorprendente todavía es el mensaje que trae.
Thomas será más importante de lo que imagina. Pero para eso deberá descubrir los sombríos secretos guardados en su mente. Por alguna razón, sabe que para lograrlo deberá correr. Correr será la clave. O morirá.


Hola mis queridos seres del inframundo. ¿Todo bien en estos días? Como pueden notar, ya voy recuperando ritmo conforme se acercan las vacaciones y la escuela mortal deja de consumirme. Espero, en serio espero que no se desanimen ni un poco y estén al pendiente de nosotros porque estamos cada vez más cerca de nuestro cuarto aniversario. Pero no es el tema de este momento. Lo que sí es tema es que agradezco enormemente a mi amiga Mictlantecuhtli por proporcionarme la saga casi entera de estos libros para que yo pudiera leerla y criticarla. No es que estuviera en mis planes leerla, pero ya que ella ha sido tan amable -y me ha presionado hasta la muerte para que lo haga- supongo que no me queda más remedio que reseñarlos. Y es así como aparece esta primera reseña de la primera entrega de estos libros. Pero comencemos por partes para no perdernos en el camino.

Comenzaré hablando un poco sobre la estructura general del libro como objeto. Pues bien, los capítulos son muy cortos y, por lo tanto, sencillos de digerir. No es demasiado complicado saltar de uno al otro. Constan de máximo seis hojas, lo que hace de cada parte una cosa fácil y ágil a la vista. Desde ahí se nota a quién va dirigido el escrito. Pero bueno. Siguiendo con el tema, estructuralmente el lenguaje es fácil con creces. No es necesario devanarse los sesos para entender cada una de las palabras que maneja Dashner, ni siquiera esas que ha pretenido inventar y con las que, supongo, quería impresionar. Lo cierto es que, referente a las distopías, me recordó un poco a La naranja mecánica con ese idioma que Burgess logra de manera épica y que se supone sólo usan los adolescentes. Contrario al británico, Dashner parece que inventa palabras un tanto bobas e infantiles pero que, a la larga, ayudan a adaptarse un tanto dentro del Área en que viven los muchachos. Tristemente para Dashner no le salió muy bien la jugada de "crear su propio lenguaje". Y ya para terminar con esta parte sólo diré que su lenguaje es meramente adolescente por lo que se nota a quién y para quién está escrito el libro. Así que procuraré juzgarlo desde esta perspectiva. Si no lo hago como es debido, ya saben que pueden regañarme.

Siguiendo con la reseña, es momento de hablar un poco de la trama intentando no dar demasiados spoilers o no tantos para aquellos que, como yo, apenas están sintiendo esas ganas de hacerse con esta saga. Pues bueno, lo primero que diré al respecto es que su trama distópica no quedó del todo bien desarrollada. Quizá porque está más orientada a lo post-apocaliptico. El punto es que no se siente por completo ese desapego de lo actual. Mediante los recuerdos -o no recuerdos- de todos los Habitantes quedan estragos de lo que se vive actualmente. Sinceramente creo que a ese respecto le faltó mucho. Para muestra los Penitentes, esos monstruos que los acechan. Fue muy extraña la manera en que los describía. Por momentos sentía que quería aplicar el método de Lovecraft, de limitarse a decir que eran terribles, y luego comenzaba a describirlos una y otra vez. En determinado punto se volvió un tanto repetitivo y, por momentos (en la batalla final sobre todo) incluso confundieron un tanto. Pero me estoy desviando un poco. Referente a la trama, existieron algunos aspectos que me gustaron bastante, como esa crítica subyacente que se hizo al conformismo de la sociedad en la conversación que Chuck y Thomas. Chuck se quiere limitar a no preguntarse nada, no enterarse de nada, y se conforma con lo que le dan mientras todo funcione. Eso me gustó mucho aunque fue un segundo de brillantez entre toda esa cosa ya vista y por demás conocida. Uno de esos ejemplos conocidícimos es, por ejemplo, la sensación de "niño perdido". Thomas es Peter Pan, Teresa es Wendy y el resto de los Habitantes son los chicos perdidos. No hubo más. En todo momento se vio quién era el héroe de la historia y todos los asuntos que se iban a desarrollar si se seguía esa pauta. Es por eso que el libro fue casi predecible. Y digo casi porque sí cumplió con la función de darnos unas cuantas sorpresas. Es aquí donde debo dar otro punto a favor del libro respecto a la trama: Dashner supo perfectamente cómo manejar las emociones y los tiempos. Me refiero, desde luego, a que el hombre supo cerrar cada capítulo con intriga total, manteniéndonos siempre al filo, siempre necesitando otro capítulo. A su favor diré que supo perfectamente cómo generar intriga. Luego estuvo ese hecho de que las emociones del protagonista y el ritmo en el ambiente que lo rodeaba se vieron proyectados en su escrito. Si era una situación tensa, el texto era tenso. Si era una situación pesada, monótona, aburrida o desesperante; el escrito lo proyectaba perfectamente. A este respecto, repito, el autor se lució con creses y supo cómo hacer su trabajo.

Luego es necesario analizar los personajes. Creo que todos los papeles estuvieron muy marcados. No hubo grises, sólo blancos y negros que variaban por momentos, pero siempre yendo a ambos extremos. Dichas variables siempre eran expresadas de manera muy hormonal. Lo siento, no he encontrado otra palabra. En ningún momento analizaron (y según ellos creían que lo hacían). Más que ser todo instintos, eran todos hormonas, todos emociones sin sentido. Esto es algo molesto porque uno no sabe qué rayos planean hacer y, cuanod lo hacen, suele ser una solución que es como tapar el sol con un dedo. Muchas ideas que les pasaban por la mente no las entendí y otras tantas no intenté hacerlo. Tal es el caso de las múltiples amenazas de muerte entre ellos. Cerca de la mitad del libro todo se volvió un "te voy a matar" que tenía como respuesta "si me matas, te mato". Incluso se llegaron a hacer chistes que ni a ellos mismos les causaban gracia, entre ellos. Cada pieza cumplía su función y en ningún momento generaron una mínima sorpresa. Lo único relevante, en general, es la falta de recuerdos. Ese es el único trasfondo que se puede ver en todos los personajes. Por lo demás, se pueden considerar terriblemente planos. Lo que me recuerda, para los recuerdos de Thomas, ese momento justo en que Gally sale corriendo y todo se vuelve un caos cuando las puertas no se cierran -los que lo han leído entenderán- justo en ese momento, siento que el autor nos quedó debiendo. Ese capítulo daba para mucho y nos ha dejado con una triste página describiendo escuetamente su dolor, sus recuerdos, sus pensamientos. Estuvo ausente ¡tres días!, y parece que lo único con lo que regresó nuestro flamante héroe al Área fue un sencillo dolor de cabeza.

Ya para terminar con mi reseña, diré que lo de la telepatía sonó a chiste malo. Para mi gusto, demasiado forzado. Llegó en un momento en que, de pronto, apareció, cuando lo ideal es que hubiera aparecido antes. Es como si de pronto el autor dijera que al libro le faltaba algo y cambiara la trama por completo. Dijo: "bien, es un libro apocalíptico pero creo que va muy plano. ¿Y si le meto súper héroes?". Porque sí, eso de la telepatía me sonó a Charles Xavier y esos asuntos. No me sorprendería que en las siguientes entregas apareciera Jean Gray y Logan. Como sea, veamos qué ocurre.

Mi recomendación es para todos los adolescentes que quieran comenzar a integrarse al mundo de la literatura y nada más. El resto, por su salud mental, pueden leer otra cosa. A menos, claro, que estén saturados y quieran reirse un rato de algo que puede o no tener sentido.

Saludos enormes,





23 septiembre 2018

La revolucioncita mexicana

Autor (es): Eduardo del Río (Rius).
ISMB: 9707802421
Género: Caricatura política.
Editorial: DeBolsillo.
Número de páginas: 200 páginas.
Saga: No.
Sinopsis:La Revolución Mexicana también es cosa de risa. ¿Otro libro sobre la Revolución Mexicana? ¡Si nada más se han escrito unos 18 mil! Y cada uno de esos libros pretende ser El Libro de la revolución mexicana (igual que éste) ¿Cuál es entonces la intención de hacer otro? Pues inmodestamente, creo que faltaba un libro de humor sobre nuestro movimiento armado. Y que además se acerque a la verdad de lo ocurrido, aunque el autor sólo sepa de la tal revolución por libros y películas o pláticas, testimonios y cosas de ésas. En todo caso, será una interpretación humorística con pretensiones de veracidad. Nada más.


Mis queridos seres míticos. ¡Hola! Es un placer volver a verlos. Sobre todo por estas fechas y con el título que vengo a presentarles. Porque reseñar a Eduardo del Río siempre es un deleite ya que implica leer sus maravillosos libros. El día de hoy, por ejemplo, vengo a compartir esa dicha con ustedes. 

Como ya lo había dicho anteriormente, en la reseña de La droga que refresca, la especialidad de Rius son los libros satíricos en caricatura política. Así que, ¿qué hay más político que la Revolución en México? De esta forma, Rius nos dejó en su legado este increíble escrito llamado La revolucioncita mexicana. Desde ahí nos asegura que es un evento a su parecer menos relevante de lo que debería ser y no tan importante como se creía. Pero vamos por partes para no perdernos en el camino.

Iniciemos con las imágenes. Al ser caricatura política no podemos esperar obras de arte al por mayor, pero no cabe la menor duda de que las caricaturas de Rius siempre cumplen su función: la de entretener en cada página. Creo que lo más degustable de sus imágenes radica en el ridículo. No es una burla obvia en muchos casos y la mayoría de las veces el chiste o broma se comprende sólo entendiendo su contexto histórico. Es una broma inteligente por lo que, desde aquí, advierto que se debe tener cierto grado de conocimiento histórico para entender algunos chistes visuales. Eso sí, los libros oficiales de historia que nuestro sistema educativo nos pueden proporcionar no funcionan como fuente feaciente para comprender este tipo de sutilezas. Fuera de estos particulares cartuchos, creo ferbientemente que se reirán más de una vez durante la lectura.

En el sentido histórico es, desde luego, donde radica la riqueza del libro. Rios comienza centrándonos en un contexto social de la época, nos explica las carencias, la situación política (si es que se puede considerar que la hubo), y los cambios en las altas esferas que decantaron en lo que más tarde se conocería como "revolución". Para lograr esto, Rios nos dio una escasa bibliografía, aunque bastante concisa. Lo destacable del escrito y sus fuentes, sin embargo, radica en lo que yo he deonminado como "los archivos definitivos". ¿A qué me refiero con esto? Son las transcripciones y fotocopias de los planes tales como el de Ayala y los tratados que se hicieron en diferentes partes de México y Estados Unidos con el fin de mejorar la situación del campesino mexicano. Al ser transcritos de forma textual, son un dato importante a considerar y, al final del libro, en la conslusión de Rius, significan el mayor chiste de todo el texto. Pero intentaré no adelantarme o darles spoilers al respecto. Así, Rius vuelve a hacerlo, a educarnos y hacernos pensar mientras creemos que únicamente nos está haciendo reír.

De la conclusión diré muy poco pues no quiero echarles el libro a perder. A cambio halagaré su brevedad pues en muy pocas hojas logra decir muchísimo al mismo tiempo que nos entretiene y nos hace reflexionar. He leído pocos autores que logran esto y, sin duda aluguna, Eduardo del Río es uno de ellos. Cualquiera puede leer este texto en cuestión de unas horas o de un par de días. Simplemente brillante y no necesitó mucho espacio para demostrarlo.

Terminaré diciendo que se lo recomiendo a los chicos que están en su segundo año de preparatoria, justo antes de su primera oportunidad de votar. Lo recomiendo a todo el que quiera un país libre y soberano. A todos los se nieguen o teman al cambio en cuanto a la política se refiere. En pocas palabras, se lo recomiendo a todos los jóvenes adultos y a los adultos maduros que festejan los eventos culturales y conmemorativos en nuestro país a pies juntillas sin cuestionarse qué otra cosa pueden hacer. Y, como siempre en este tipo de escritos, he de despedirme de ustedes con un ¡VIVA LA REVOLUCIÓN!(pero la de verdad, no el movimiento armado que lleva ese nombre y que no obtuvo resultado alguno).

Saludos enormes,