01 abril 2015

Persona normal


Autor (es): Benito Taibo.
ISBN: 978-607-07-1508-2
Género: Thriller, superación personal.
Editorial: Narrativa.
Número de páginas: 193.
Saga: Ninguna.
Sinopsis:  Tenía un par de padres divertidos y jóvenes, llenos de sueños y de planes. Pero a mis doce años, cinco meses, tres días y dos horas y cuarto, aproximadamente, me quedé sin ellos...
Desde que el tío Paco se hizo cargo de él, Sebastián ha vivido aventuras increíbles: tuvo un encuentro inesperado con un enorme felino, conoció a uno de los últimos vampiros que viven en el DF; frente a su casa vio a un mítico personaje saltar de la góndola en la que viajaba, para rescatar a una joven de una inundación; consiguió un mapa estelar para un pobre extraterrestre perdido en la Tierra, sobrevivió el embate de un enorme monstruo marino, peleó al lado de los sioux para defender su territorio de los colonizadores... ¿Qué pasa con Sebastián? ¿Acaso no es una «persona normal»?.



Opinión personal: Me di a la tarea de leer un espectacular libro sobre el cual, pero no garantizo nada, intentaré no dar spoilers. 

Como la reseña lo dice, es la historia de Sebastián, un niño que queda huérfano a los doce años de edad y cuyo tutor legal es el tío Paco, la oveja negra de la familia.Hablaré rápidamente de los temas que me competen para pasar a cosas que me parecen más importantes en esta entrega.

Los personajes son seres humanos vibrantes, reales, cambiantes, tangibles. Con carácteres creíbles y radiantes que te envuelven desde el primer capítulo hasta el final. Si bien Sebastián es el protagonista, el tío Paco se lleva casi toda la atención. Uno se pasa la mitad del libro queriendo averiguar todo sobre él y rogando que existiera un libro con su historia para concoerlo mejor. Incluso los personajes circunstanciales como Mario o Roxanna son relevantes y, a su manera, tienen algo que te atrapa para bien o para mal. 

Luego está la maravillosa prosa. No describe lugares y situaciones letra por letra, olor por olor ni mucho menos. Benito Tabio se centra en hacerte seguir con cada palabra y lo logra de una forma casi sin precedentes. Tiene un lenguaje directo y sencillo, fácil de entender, a veces incluso coloquial. Por momentos usa palabras largas y complejas pero la mayoría son explicadas ya sea por el protagonista o por el mismo contexto de la historia. 

La trama se puede considerar sumamente sencilla y no por eso molesta o aburrida. Algunas cosas las veremos venir, como lo ocurrido a Paco en el final, pero por lo demás, el libro nos sorprenderá tanto como a Sebastián sus cambios de vida.

Y ahora, entrando en el tema que quería abordar desde el primer momento, hablemos de los sentimientos. Siempre he sido de la idea de que un buen libro es aquel que te hace sentir algo, sin importar lo que sea, llámese Crepúsculo o 120 días de sodoma. Éste en particular me ha cambiado el mundo y la perspectiva del mismo. Lo he leído en dos días, prácticamente, y he comenzado esta reseña al momento siguiente de poner mi nombre en la segunda página. Estas hojas son de las que mueven mundos y vidas, y experiencias. Es de esas lecturas que te dejan en un buen sabor de boca para el alma, de los que te educan sin enseñarte o sin proponérselo. Te ríes, sufres, lloras, te identificas y lo haces tuyo. Además que tiene un soundtrack impresionante y una bibliografía inolvidable que Benito te proporciona por completo al final del libro. 

Es, en pocas palabras, un deleite para el alma que nos enseña a vivir. Altamente recomendable para niños mayores de 13 años o niños de 12 con padres liberales. También para todos aquellos que estén a 8 días de viajar en mi barca. 

Es un mundo que cambia mundos, un libro que ha dejado una mella enorme en mi y que, por ende, merece algo que, en mi existencia criticando libros no tiene precedentes. Cinco calaveras, estrellas, flores, puntos o como quieran decirles y mi muy humilde reconocimiento entero a Benito Tabio. 






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.