26 octubre 2015

Hellblazer VS Constantine VS Constantine

Para terminar con este oscuro mes de octubre en el que hemos intentado traer para ustedes libros por demás fuera de lo común, venimos con un VS que esperamos les guste. Anteriormente habíamos hablado del comic que le dio vida a esta idea y ahora desglosaremos para ustedes las adaptaciones que se han hecho al respecto.

Hablemos entonces de Constantine, que es lo que, a mi ver, han cambiado más en las adaptaciones. 

En el comic, John es un hombre británico mal hablado, con un carácter poco amistoso pero que, en el fondo, es buena persona. Físicamente es rubio, de complexión media, hombros anchos, adicto al cigarrillo y la bebida. Veamos qué nos dan sus adaptaciones.

La película dirigida por Francis Lawrence (director de En Llamas), hemos de admitir, no fue una de las mejores adaptaciones. Creo que si la vemos como algo a parte, encajaría mejor en todo esto. La idea de la trama, el manejo de la mitología y todo lo referente a esos aspectos es buenísimo. No cabe duda de que investigaron y se esmeraron, pero no dejaron de lado los corazones frágiles y, en un intento de volver la película muy comercial, la infantilizaron un poco.  Por si fuera poco, la idea física de John Constantine cambió por completo. No digo que Keanu Reeves no sea un buen actor, simplemente que no cumplía con el perfil físico para llenar el papel. Desde el cabello negro en lugar de rubio, la complexión delgada y quizá demasiado alta, la falta del acento británico... Me parece que lo mejor sería ver la película como algo totalmente ajeno al comic. Porque la película, si se ve como un punto y a parte, fue realmente buena, con efectos especiales que no dejan nada a desear y una trama que, si bien no era tal cual la trazaba el comic, tampoco carecía de interés. Creo que de no haber sabido en qué estaba basado el filme, me habría gustado mucho.

Ahora bien, hablemos de la serie, al menos en el sentido físico de la idea. Yendo sobre esa pauta, me parece que la serie televisiva puso un poco más de empeño a ese respecto. Al menos John es rubio, sin duda británico y, más que nada, tiene ese físico que te hace pensar que no entra demasiado en una pelea física pero que, de intentarlo, no sale tan mal parado. Al contrario de Reeves, por cuya vida siempre temimos al verlo tan delgado. Creo que en actitud no puedo juzgar a ninguno ya que los tres fueron muy parecidos. Incluso Keanu tuvo esa actitud desafiante que caracteriza al personaje y de la serie mejor ni hablamos. Creo que tener más tiempo para desarrollar las tramas fue el factor importante. En una serie tienes de 40 minutos a una hora para desarrollar el capítulo y aún así puedes darle continuación en el siguiente. En una película de dos a tres horas como máximo, no eres capaz de desarrollar toda la trama que viene en el comic por completo. 


Visualmente no hay duda de qué cosa es la mejor. Mientras que los inicios del comic fueron meramente de historia, la serie y película tuvieron tiempo de refinar ciertas cosas, de hacer todo el asunto más visual, sin embargo, a mi parecer, el mejor logrado fue el filme, con unos buenísimos efectos especiales que, sin lugar a dudas, te llevaban a donde debías ir. Muchos dirán que se debe, en su mayoría, a que la serie era su primera temporada, todo estaba en prueba y esos asuntos, pero cuando alguien pone empeño en algo, el presupuesto no importa tanto, no digo que no influya, sólo que no importa.

Respecto a la trama, me parece que aplica lo mismo que ya había dicho con la actitud del personaje principal. Todo es cuestión de quién tuvo más tiempo para desarrollarse y apregarse más a la historia original. En ese sentido no quiero entrar mucho en detalles pues comprendo que, por tiempo, no podríamos comparar del todo. 

Así que el resultado final de este extraño y triple VS es:

EMPATE ENTRE COMIC Y SERIE


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.