23 enero 2017

El Decenso.

Autor (es): Jonathan Vázquez
ISMB: 978-987-02-9449-8
Género: Policiaco, suspenso.
Editorial: Duken.
Número de páginas: 144 páginas en pdf.
Saga: No.
Sinopsis: Su tieso semblante y la dulzura de su tacto se deformaban bajo la luz templada del día. La vida le parecía aterradoramente normal; para él, una sombra entre las sombras, las gentes que poblaban el mundo parecían llenar un profundo abismo sin sentido. Todos usan a todos, se comen entre ellos como animales rabiosos en el fango con el deseo de complacer sus negros placeres, la mendicidad de sus mentes se extravía en el camino de cenizas al que ellos mismos se conducen, pues el infierno es una elección propia


Opinión personal:  Bien, comencé esta novela sin saber mucho qué esperar, pero lo cierto es que me ha sorprendido a sobremanera y gratamente. Vayamos por partes para ubicarnos en el asunto de entrada. Aquí hago un paréntesis para agradecer al autor por el PDF y recordarle que sigo esperando mi paperback dedicado. Claro que si, como el de todos esos autores que siguen sin mandarme uno. Como sea, entremos en materia.

Hablando de la trama, la verdad es que me ha sorprendido a sobremanera. La idea del criminal es algo que ya todos conocemos, pero Jonathan tiene una manera particular de relatar los hechos que me hace sentir dentro de la investigación todo el tiempo. Eso es algo que pocas veces he experimentado. Si bien me parece que debería ser un poco más descriptivo en ciertas cosas, como los asesinatos o las escenas del crimen, la verdad es que está tremendamente bien relatado. Eso si, sólo existió un momento, al inicio, donde la lectura me pareció un poco extraña y nada comprensible. Sé que no es necesario escribir cada detalle de lo ocurrido, pero el autor lo venía haciendo hasta el momento donde Moore sale de la casa y sube a su auto. Justo ahí me perdí un poco, pero de ahí en más, todo lleva el rítmo al que, poco a poco, Jonathan Vázques nos acostumbra durante la lectura. 

Respecto a los personajes, eso si, es dónde tengo más tela para cortar. Me agrada el protagonista, de verdad que lo hace, pero en todo el libro no pude encontrarle una personalidad específica. No es que lo quiera como el comediante, o encasillarlo de alguna manera, simplemente que nunca supe quién era Kyle Harrigan como persona, si tenía aficiones, si leía algo, si le interesaba tal o cuál cosa. Más allá de su sufrimiento por su hermana perdida, Anne, poco sabemos de Kyle. Lo vemos ligeramente humano cuando Rebecca llega a la trama, pero no mucho más que eso. A mi ver, deberían trabajar un poco más en la personalidad de los personajes ya que, fuera de ciertos detalles, carecen de ella. Otro punto que no me agradó del todo se refiere a Rebecca misma. Se supone que ella es la ciminóloga y, al final del día, es Kyle quien presume más de dichos conocimientos. Me parece un poco incongruente, aunque no se ve del todo mal para términos técnicos a la hora de leer.

Aquí quiero hacer una especie de paréntesis para hablar sobre la psicología y criminología de la novela. Ha sido tratada de una manera brillante y realista. Parece que el autor ha investigado realmente sobre perfiles psicológicos. Este aspecto, que es tan importante para la novela, fue bien trazado y, por si fuera poco, ayuda mucho a la ambientación general. 

Una recomendación que le tengo al autor es que ponga el significado de las frases en pie de página. No sabemos quién leerá el libro en un futuro y si tendrá la capacidad de entender el idioma de buenas a primeras. Personalmente, eso me obligó a hacer una pausa para traducir, lo que alteró mi ritmo a la hora de leer.

En términos generales, diré que es un libro lleno de frases para la memoria. Muchas, la verdad. Un libro que entretiene al por mayor y del que no me arrepiento ni un segundo haberlo leído. La trama de la muerte de Anne y la reacción de Kyle tras ello fue un trasfondo buenísimo para el personaje. Además de humanizarlo lo hizo interesante. Y ya para acabar con los términos técnicos del escrito, les diré que tuvo un final inesperado. Dos veces fallé en mi perfil durante la trama al intentar querer descubrir al asesino. Dos veces, estrepitosamente. Admito que las pistas estuvieron ahí todo el tiempo, pero bueno, no lo pude ver. 

Ahora si, para terminar, diré que es un libro que recomiendo a todo el que quiera una brillante aventura criminal, no importa su edad a menos que sea muy inocente mentalmente. Y, a todo el que lo lea, lo reto a que descubra el asesino antes de llegar al final. Si lo hacen, pasen a comentarlo, y si no también, pero sean honestos.

Saludos enormes,




2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Con lo último que has dicho me han entrado muchas ganas de leerlo. así que apuntado queda. Gracias por la reseña.
    Yo también participo en la iniciativa Seamos Seguidores,ya te sigo.
    Te espero en mi blog.
    Un beso desde Aprovecha La Vida Cada Día ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te prometo que no te arrepentirás. Es buenísimo. Claro que me paso en un rato.

      Saludos enormes.

      Eliminar

Dudas, opiniones, quejas, sugerencias y amenazas de muerte en los comentarios.